Humo de segunda mano

Humo de segunda mano

Entre notas de saxofón
Y una insolente trompeta,
Luces oxidadas, promesas,
Y un viejo puñal embotando la razón.

En el otro extremo labios carmesí
A la luz de una brasa encendida,
Piel cortante, crin bañada de ceniza
E invisible mirada perdida tras de mí.

Así en mitad de mi viaje entrópico
Vuela una gaviota etílica
Entre islas de lucidez en un mar melancólico
Preso de una languidez acrílica.

Cientos de gemidos cabalgan
Silenciosos en mi calavera,
Mujeres avanzando a dentelladas
Con la sordidez de quienes se aman en la acera.

Tomaste comedida un trago
Y prendiste una sonrisa de tus labios,
Vaporosa gasa sobre tu ser sonrosado,
Blues en re menor para miradas de soslayo.

Dos vasos se encuentran sobre una mesa,
Sienes inflamadas, piernas entrecruzadas
Sin besos, sólo hay caricias y miradas discretas
Sin mentiras ni esperanzas, sin palabras endulzadas.

Carne contra carne vestida de seda,
Arcana canción del género humano
Entre rescoldos de romance muerto,
Bocanadas de humo de segunda mano
Atrapado en los rincones de tu parda cabellera.

Susurré entonces prendido de tu calor:
Tengamos sexo hoy mujer…
Pues no veo probable que esta noche
Podamos hacer el amor.

(29/12/11)

Home De vuelta al libro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *